Monthly Archives: marzo 2014

El Día de la Pardela

marzo 27th, 2014 (No Comments)

De verdad que lo he intentado. Pero al escuchar al presidente del Gobierno autonómico afirmar que de los diez objetivos que se había trazado en el Ejecutivo en el anterior debate sobre el estado de Canarias “todos se habían cumplido o se estaba trabajando en ello” sentí el primer estremecimiento. El último rescoldo del dadaísmo [...]

Unámonos todos en la dieta final

marzo 26th, 2014 (No Comments)

Hace apenas tres meses los secretarios generales de los dos sindicatos mayores de Canarias,  Juan Jesús Arteaga (Comisiones Obreras) y Gustavo Santana (UGT) declararon solemnemente que entendían como roto el diálogo social en el Archipiélago. Ambos se mostraban defraudados con el Gobierno autónomo, que pretendía limitar a dos reuniones el debate sobre la malhadada reforma [...]

¿Y ahora (y después) qué?

marzo 25th, 2014 (No Comments)

Las Marchas por la Dignidad, que se celebraron el pasado fin de semana y en buena parte terminaron confluyendo en Madrid, representan un éxito cuestionable. No está nada mal –en realidad supone un éxito organizativo muy notable – desplazar hasta la capital a decenas de miles de personas y conseguir reunir en el centro de [...]

Adolfo Suárez y la Santa Transición

marzo 23rd, 2014 (4 Comments)

La agonía final y muerte de Alfonso Suárez llega, precisamente, cuando el relato canónico de la Transición se ha cuarteado y comienza a desprender un aroma a naftalina más nauseabundo que nostálgico. La Santa Transición (como la llamó Umbral) ha jugado un importante papel ideológico en la legitimación simbólica de la monarquía parlamentaria española, e [...]

El conferenciante Teodoro Obiang

marzo 22nd, 2014 (No Comments)

Hace tres o cuatro años conocí a Juan Tomás Ávila Laurel, seguramente el escritor ecuatoguineano más conocido en África y Europa, autor de una narrativa sarcástica, atropellada, desigual, hilarante, arrolladora. Lean ustedes Nadie tiene buena fama en este país o Cuentos crudos y lo comprobarán. Por entonces el dictador de Guinea – al que Ávila [...]