Más izquierdas

Después de los comicios autonómicos y locales, la mayoría de los dirigentes de las izquierdas isleñas han cumplido rigurosamente con su liturgia poselectoral, que se articula en dos ritos. El primero consiste en escarnecer las maldades del sistema electoral, que si bien es un ejercicio coherente y aplaudible en el caso de las elecciones autonómicas y sus malhadados topes, se me antoja bastante grotesco cuando se habla del Cabildo Insular, como lo hizo Ramón Trujillo, quien aseguró que se había birlado a la coalición SXT- Izquierda Unida un consejero al que tenía derecho. Toda vez que el procedimiento para la elección de los consejeros de los cabildos insulares es idéntico al que rige en la elección de los concejales de los ayuntamientos, es decir, se atribuyen en función de los resultados del escrutinio entre los partidos que hayan obtenido al menos el 5% de los votos válidos emitidos, aplicando para la proporcionalidad la fórmula de divisor d’Hont, cabe deducir que Trujillo sostiene su argumentación exclusivamente en argumentos morales. ¿Cómo es posible que nosotros, que somos los buenos, no obtengamos ni ese mísero consejero, que además era yo? Intolerable. Es fruto de una maldad artera y planificada. Al parecer el señor Trujillo no conocía previamente el régimen electoral y se vio sorprendido por su intrínseca villanía en la noche del pasado día 22. Sí, sinceramente, Trujillo, y tantos otros trujillos de las izquierdas en los últimos veinte años, me recuerdan la irritada observación de Max Weber en El político: “Esa manía clerical de utilizar la ética para tener razón…”
El segundo rito consiste en llamar lúcidamente a la unión de las izquierdas en la lucha final. Es un clásico, pero en esta coyuntura, y observando los resultados electorales, existen razones para reformularlo. En un magnífico análisis de los resultados electorales, Daniel Cerdán ha señalado que el voto disconforme con el establhisment partidocrático en Canarias ha llevado a uno de cada tres electores a votar en blanco, a votar nulo o a preferir a opciones políticas sin representación parlamentaria, casi todas de izquierda o centro-izquierda. En todo caso la confluencia de las izquierdas en una sola plataforma político-electoral no puede ser un debate sobre cuotas en las listas o conciábulos ideológicos. Debería empezar pasado mañana. Y no únicamente en las instituciones, sino, sobre todo, en la sociedad civil canaria, cuya fortaleza y autonomía son todavía una hipótesis. Las más importantes fuerzas de las izquierdas canarias tienen que priorizar un trabajo político conjunto y coordinador en el espacio público canario antes que emperretarse en frangollar alianzas electorales tres meses antes de que se abran las urnas.

Publicado el por Alfonso González Jerez en General 8 comentarios

8 Respondiendo a Más izquierdas

  1. José Francisco

    A la izquierda canaria, en general, y a SxT, en particular, le hace falta un buen chute ideológico. El mono que les aqueja (y cuando digo mono no me refiero ni a Santiago Pérez ni a Nacho Viciana ni a José Manuel Corrales ni mucho menos, que siempre los hay dados a pensar mal) sólo les hace mantener fija la vista, y todos los demás sentidos, si los tuvieran o tuviesen, sobre aquello que le interesa a sus dirigente exclusivamente en lo personal.

    A los líderes de la izquieda canaria únicamente les interesa un cargo público remunerado, bien pagado, a ser posible en la oposición y, sobre todo, que no dé mucho trabajo. Vamos, o te haces lider de la oposición o ecologista, que puestos a mirar son más de los mismo.

    No sé porqué cuando hago esta reflexión me viene a la cabeza uno de los más destacados miembros de la denominada Santísima Trinidad, Juan Carlos Alemán, un auténtico dique que aguanta todo tipo de temporales socialistas desde la comodidad de su transigencia.

    Es precisamente ese enfermizo estar siempre sin hacer nada, vamos ese vivir como auténticos señoritos, lo que históricamente está acabando con la izquierda canaria. Exigirles que se pongan a trabajar en pro de la confluencia de las izquierdas en una sola plataforma político-electoral es pedirle peras a un olmo.

     
  2. Juan Manuel Padrón Morales

    Estimdo Alfonso;

    Sigo desde hace tiempo tu blog y comentarios en la «última» del Diario de Avisos, por su ingenio, humor, rigurosidad en el análisis y cultivo de la palabra. Por ello no sólo quería aprovechar para felicitarte sino que también quería tomarme el atrevimiento de compartir contigo unos comentarios que colgué en mi facebook tras la aciaga noche del 22-M. Espero, siquiera, puedas perder dos minutos de tu tiempo, para leerla. Muchas gracias.

    Juan Manuel Padrón

    Estas notas que expongo a continuación son las que me vienen martilleando la cabeza desde la noche del domingo. Deseo que sacándolas de mi interior pueda vivir más en paz y liberado de la desolación que me produjo el resultado electoral:

    1) EN MI MUNICIPIO.- Da igual que lleven gobernando los mismos desde 1979. Da igual el caso de Las Teresitas, da igual el Mamotreto, da igual que Santa Cruz se vaya muriendo cada vez más y por el contrario La Laguna se revitalice, da igual que Santa Cruz sea una de las capitales con menos guarderías públicas del Estado, da igual que el Parque Marítimo hubiera estado cerrado en verano, da igual que se quiera aprobar un PGO donde sitúan en fuera de Ordenación a las viviendas «de los más», para trasladar esa edificabilidad a las construcciones «de los menos», da igual…….todo. Aquí seguirán gobernando siempre los mismos, pase lo que pase.

    Dejo una mención especial para el partido que pudiera ser alternativa a la derecha, el PSOE. Desde 1979, no ha sabido o querido trabajar por ser alternativa real en esta ciudad. No me extraña que no les voten. Cada proceso electoral un candidato distinto, un paracaidista que venía con la » ilusión» de que todo iba a cambiar y que después nada de nada….Pasados 4 años, adiós. No ha habido nadie que se haya plantado y se haya comprometido por Santa Cruz un periodo, siquiera de 8 años. Conseguir el gobierno, y más en este Municipio, hay que currárselo mucho, hay que hacer mucha oposición, explicar mucho lo que está mal y lo que podría mejorar. Para estas Elecciones el paracaidista era Julio Pérez, me sorprendió que aceptara la candidatura porque siempre lo había visto como una persona que le gusta jugar a caballo ganador, pero aceptó, muy bien. Un candidato culto, preparado, gestor, conocedor del Municipio, no entraba en política or ninguna vanidad, ni mucho menos ganar dinero. Ahora lo siguiente era preparar la plancha. Labor harto difícil, el PSOE en Santa Cruz en como un club donde los militantes, divididos en familias o clanes, tienen secuestrado el partido. Para ellos el partido es suyo y con él hacen lo que quieren, si no, afíliate que después de amargaremos la vida para que se vayas. Y ello aunque lleven toda la vida perdiendo elecciones. Parece que les da igual. Pues a lo que iba, las primeras noticias que me llegaron eran que Julio Pérez dejaba fuera a los «corralistas», bien, un problema menos. Por un momento me ilusiono con un candidato que pudiera tener la valentía de confeccionar una plancha con gente honrada, preparada, comprometida socialmente y, si son independientes, mucho mejor, pero hete aquí que cuando el 26 de abril compruebo la candidatura proclamada constato que en el nº 6 va el insufrible Florentino Guzmán ¿cómo? ¡no me lo puedo creer!. En puestos de salida a uno de los máximos exponentes de la otra familia, al tipo que se fue de viaje de placer el día que se votaba el PGO, a un tipo que nadie conoce, que no le he visto una declaración sólida y bien estructurada sobre la base de principios socialistas. Al final era cierto lo que se rumoreaba, las cuitas internas en el PSOE tenían un único fin, acabar unos con otros. Ganaron los «moderados», los «desarrollistas», los «vendidos» o como se les quiera llamar. Los que quieren tocar poder si o sí. Julio Pérez contento. Previsiblemente se venda a CC y tendrán su cuota de poder, un par de concejalías, porque al final se resume a eso, poder tener un despacho y a un grupo de personas a las que colocar para agradecer favores pretéritos,…..y ello aunque sea a costa de dar el gobierno a los mismos de siempre, CC. ¡JAJAJAJAJAJAJA, ¡esto es de locos! ¡me estoy volviendo loco!

    2) EN CANARIAS.- Siempre me he agarrado a la máxima de que los ciudadanos sabemos diferenciar a qué se vota en cada proceso electoral. Ahora tocaba votar por el Gobierno de Canarias, era él quien se examinaba. La Alternativa, la única alternativa posible, mal que nos pese, era el PSOE. No había otra porque la «tiránica» Ley Electoral que tenemos, la que los tres partidos crearon a su imagen y semejanza, nos dice que con los actuales topes electorales, todo voto que no sea de estas fuerzas, salvo que se haga un ejercicio de «travestismo» como el que en esta ocasión llevo a cabo NCa con el PIL, XTfe, etc… nos dice que el resto de votos van directamente a la basura. Es así de injusto.

    Sin embargo ya lo saben: ha salido más CC y más PP. Inexplicablemente se ha premiado a quienes nos mantienen a la cola en todo y se ha castigado de forma brutal a quien ha estado en la oposición. No lo entiendo. A quienes nos llevan gobernando desde ……a quienes se unen y se desunen, al albur de pueriles comportamientos, a esos que tienen en su currículum nefastos casos de gestión como: el caso ICFEM, el caso Tindaya, la expropiación del edificio del Parlamento…..que han supuesto la pérdida de muchos millones de euros para Canarias y que ahora, con la crisis, bien habría servido para crear las políticas idóneas que redujeran las altas cifras de desempleo que sufrimos,…. a esos mismos, se les premia. Y se premia además, como primea fuerza a un partido cuyo líder ha dicho en campaña, sin rubor, que «acabará con el órgano que controla el desarrollo urbanístico en Canarias (entiéndase COTMAC) o «que suprimirá la Moratoria ya que lo que necesita Canarias es seguir construyendo hoteles, eso sí, de alta calidad», como si esos hoteles consumieran menos territorio.

    Por cuestiones de trabajo me llegan a mis manos muchas estadísticas por comunidades autónomas y estoy cansado de ver a Canarias a la cola de todo lo bueno y a la cabeza de todo lo malo. ¡NO LO ENTIENDO! ¡QUÉ PASA POR LA CABEZA DE QUIENES VOTAN CC-PP! Por favor si hay algún votante de estos partidos leyendo esta humilde nota que me aporte un argumento. Necesito saber porqué se vota a estos partidos, pero por favor no me valen que me digan que el problema es que el estado nos tiene abandonados o que el problema del paro lo tiene Zapatero. Por favor tenemos un Estatuto de Autonomía que casi alcanza el techo competencial. Que en muchos materias tenemos competencias exclusivas para gestioanar como queramos las materias relacionadas con el desarrollo socioeconómico. Yo a todos esos votantes les pregunto: aunque sea por curiosidad ¿no querrían saber cómo se gobierna con otro partido? A los 4 años pueden volver a votar CC-PP, pero ya les digo: aunque sea para decir: «¡es que cuando gobernaron lo hicieron tan mal»».

    En cuanto al PSOE ¿cómo puede ser que en tan sólo 4 años, se haya gestionado tan mal un apoyo ciudadano que le reportó 26 diputados? ¿cómo se pueden perder 9 diputados si no han estado ni gobernando? Primero JFLA nos abandonó, y no me vale la excusa de que ni sus propios compañeros lo querían.Y que le estaba haciendo la vida imposible al pobrecito. Con 26 diputados y 4 años de constructiva oposición, pateándose las islas, conociendo bien a los canarios y sus necesidades, unido al desgaste de todo gobierno por la crisis, en estas elecciones habría arrasado, pero no, se nos fue y los que han quedado, después de este horroroso resultado se atreven a decir que no «habrá dimisiones», ¡POR FAVOR ES GRAVÍSIMO! Después de tal desplome no hay ni uno que por amor a los valores y principios socialistas no se diga: «está claro que después de tantos años la sociedad canaria no nos quiere, me voy». Es que incluso algunos están contentos, más contentos incluso que cuando sacaron 26 diputados, porque ahora son fundamentales para formar gobierno. ¡QUÉ TRISTE! «perder para ganar» ¡Qué mediocres!. No tienen ni el orgullo de hacerse de rogar un poco. No recuerdan que en 2007, siendo la fuerza más votada, ni el PP ni CC les dieron su apoyo. Ahora se lo van a regalar por un par de consejerías. No tienen ni el ingenio de decir: «como hicieron ustedes en 2007, si quieren nuestro apoyo, ¡QUEREMOS LA PRESIDENCIA!. Y a ver que pasa.

    ¡hay que triste, todo!. No creo equivocarme si digo que el peor PSOE del estado lo tenemos en Canarias. Como dijera Eduardo Galeano: «El Mundo al revés». En fin, en estos momentos de zozobra, como escuchara alguna vez, me viene a la cabeza que: «la única solución pasa por nacionalizarme noruego».

    .

     
  3. El topo ciego

    Por lo del segundo rito, ojalá te escuchemos las gentes de izquierdas.
    Que así sea.

     
  4. Jorge Gómez

    No entiendo la inquina a Ramón,. Me parece de lo más coherente que alguien que lleva años defendiendo el principio de «una persona, un voto» se manifieste en contra de los topes electorales, ya sean los desorbitados topes que se aplican en las elecciones autonómicas o el menos escandaloso pero igualmente antidemocrático tope del 5% de las elecciones locales. ¿Qué sentido tiene ese tope más que entorpecer la entrada de formaciones pequeñas (en la mayoría de casos de izquierdas) y evitar una mayor pluralidad en las instituciones? ¿Qué beneficios aporta que justifique el sacrificio de la (relativa, debido al sistema d´Hont de asignación de escaños) proporcionalidad?

    Un saludo.

     
    • Alfonso González Jerez

      Estimado señor Gómez:

      Me prece sorprendente que usted considere «antidemocrático» un tope del 5%. ¿Qué propone usted? ¿Qué cualquier fuera política que se presente obtenga, al margen de sus votos, representación en una institución representativa? ¿Quiere usted topes móviles, un año el 3% y el otro el 5,5%, para que entre la fuerza política de su preferencia? Cualquier sistema electoral racional cuenta con topes. Otra cosa son los mecanismos de corrección a partir de la proporcionalidad. Yo estoy en contra del demencial sistema electoral que rige las elecciones autonómicas. Lo he escito una y otra vez. Pero el 5% me parece un tope muy razonable en Cabildos y ayuntamientos.

       
      • Jorge Gómez

        No se trata, por supuesto, de que cualquier fuerza política obtenga representación «al margen de los votos». Se trata de que cualquier fuerza política obtenga representación exclusivamente en función del sistema de asignación de escaños, en este caso el d’Hont, sin barreras añadidas.

        En el caso de las recientes elecciones al Cabildo, la aplicación de la regla d’Hont daba representación tanto a XTF como a SSP, con un escaño cada uno (de hecho, el último escaño le «costó» al PP 10.773 votos, muy por debajo de los 18.513 de XTF y de los 17.386 de SSP).

        La barrera del 5% le puede parecer razonable, pero es arbitraria e innecesaria, ya que el propio sistema de asignación de escaños regula la entrada en las instituciones en función de los votos, no «al margen» de ellos, como insinúa que yo propongo.

        Un saludo.

         
  5. Héctor

    Sr. González Jerez:

    Quiero expresarle mi decepción. Antes de leer su artículo había leído el de Ramón Trujillo y sus declaraciones a Diario de Avisos y me pareciron muy razonables y de una lógica aplastante, ¿Cómo puede oponerse usted a que todos los votos cuenten lo mismo? si eso no es de derechas ni de izquierdas. Es coherencia democrática. Se equivoca usted de adversario.

    Saludos cordiales.

     
  6. Luis MIguel Fuentes Hdez

    Conozco a Ramón Trujillo desde hace mucho tiempo a mantenido siempre posiciones ideológicas que nunca se a salido del entorno de la izquierda, es más conozco el tiempo que le dedica a reivindicaciones sociales de la lucha por la igualdad solidaridad, la defensa del interés general, por la pobreza ¡ ojo y esto sin cobrar un duro ¡ en su tiempo libre pudiendo dedicarle el tiempo a su familia, que quiere usted que le diga de una persona que lleva años y solo recibe palos, ¿ usted hace lo mismo ¿ si es así lo felicito si no es así no tiene ningún derecho a criticar y menos a dudar de su condición de persona de izquierdas y de su lucha por el interés general.

     

Deja un comentario